El sensor detecta accidentes o paradas en una parte de la pista antes y después del punto de aterrizaje de un salto de hasta 20 metros.

This post is also available in: Italiano, Inglés, Holandés, Francés